El fuego la bala el niño

El niño mira           como quien construye
un canto de amor para la muerte

como si la bala    serpiente rectilínea
no atravesara el invierno
cerrando los ojos
del último testigo de la noche   ¡shsss…!

Y ya no existe niño    solo
fuego irreversible
adentrándose en la carne
         o panza oscura del nicho

banderita blanca
en este foso del que huyeran las culebras

los ángeles juegan y se esconden

eclipse        vacío de todo
y Dios sentado y Dios sentado

              y ahora qué.

Deja un comentario