Versos que reconstruyen la realidad

La escritora navarra Isabel García Hualde presenta su poemario Reconstrucciones mañana en la Casa de la Juventud de Pamplona. Sus poemas son un reflejo de su profunda reflexión sobre las cuestiones que ocurren en el mundo.

Camila Fagá. – Pamplona

Desde su adolescencia, Isabel García Hualde, vecina de Liédena de 65 años, ha dedicado su vida a las letras y los folios en blanco. Su pasión por la poesía ha sido «una tendencia natural» para la escritora, según comenta. En sus obras se refleja la labor social que ha emprendido toda su vida y muchos momentos de silencio enlos que ha reflexionado sobre lo que está sucediendo en el mundo y lo que le sucede en su interior. «Busco el silencio para reflexionar sobre lo que sucede a mi alrededor. No me considero una célula aislada del mundo», asegura Hualde.

De esa reflexión sobre el mundo sale la inspiración de sus poemas. Del impacto que suponen los sucesos que le llegan a través de los medios de comunicación o del sufrimiento de las personas que le rodean. «Alguien pregunta si no es que dormimos / sobre un cúmulo de ausencias y fosas comunes», recita su poema Si pudieran danzar. Mañana a las 19.30 presenta en la Casa de la Juventud de Pamplona su último poemario, Reconstrucciones, una recopilación de poemas sobre dos temas de actualidad que están fuera de las fronteras de nuestro país. Lo que se recaude de este libro irá destinado a ACNUR, una asociación de ayuda a los refugiados.

En la primera parte, Diario de las Fronteras, están registrados los poemas sobre el sufrimiento de los refugiados, «mi voz se une con ellos, soy una más», asegura la autora. En la segunda, Si pudieran danzar, retrata los asesinatos y violaciones de las mujeres de Ciudad Juárez (México), toda una ola de violencia que parece no tener fin. Escribir sobre temas tan duros supuso anímicamente un «agotamiento» y un «derrumbe», según Hualde, por lo que tuvo que posponer la escritura de la tercera y última parte del poemario: Reconstrucciones. Lo escribió junto a otros cinco poetas navarros: Marina Aoiz, Teresa Ramos, Isabel Rivas, Iosu Moracho y Mikel Sanz.

Isabel García Hualde ha llevado a cabo durante su vida una labor social. Fue voluntaria dos meses en Nicaragua, de donde salió su poemario El entramado luminoso. Además, dirige el proyecto de Anfas Somos especiales, somos espaciales, una iniciativa artística que pretende visibilizar y normalizar la discapacidad desde la inclusión. Para Hualde, esta labor social «amplifica la mirada y la hace más universal».

En cuanto a su obra literaria se compone sobre todo de poemarios, como El entramado luminoso, El ojo cegado, Nosotras, poetas de la Zona media, y Cisne azul o cisne negro, en el que refleja sus vivencias como mujer, personales o de otras mujeres que le rodean. Y un libro infantil en prosa, El juego y el vuelo, y de algunas antologías.

A estas obras se sumará el año que viene su último trabajo, fragmentado en varios poemas que hablan de viajes, el desgaste de las cosas, la muerte o el mundo de los animales. No desvela el título pero sí el significado de la palabra que irá en la portada: «Un conjunto de cosas deshilachadas sobre las que se reconstruye algo».


FUENTE: Diario de Navarra, 11/06/17

RELACIONADO: Reconstrucciones

Deja un comentario