Isabel García gana el certamen poético María del Villar

La autora de Liédena de 62 años se impuso con su obra ‘Cisne azul, cisne negro’

Carmelo Armendáriz. – Tafalla

La escritora Isabel García Hualde, de 62 años y residente en Liédena, es la ganadora del XX Certamen de Poesía María del Villar de Tafalla con su poemario Cisne azul o cisne negro. El fallo del jurado se dio a conocer el martes en una velada cultural en la que también se presentó la obra ganadora de la pasada edición, un poemario de la escritora salmantina, Ana María Sánchez Sánchez que lleva por título Maradul.

El certamen ha estado organizado un año más por la Fundación María del Villar Berruezo, en colaboración con el Ayuntamiento de Tafalla a través del Patronato Municipal de Cultura, que patrocina la edición de los 500 ejemplares del poemario ganador. Este año se presentaron 40 originales, cuando el año pasado llegaron a concursar 83 trabajos. De ellos, cinco fueron seleccionados como finalistas. El presidente del jurado, el escritor y catedrático de Literatura, Tomás Yerro, destacó que este año “predominan los poemarios intimistas” y echó en falta trabajos que aborden en mayor medida “la problemática y el compromiso social, también a través de la literatura”.

«Fresco y atrevido» En cuanto a la obra ganadora, Yerro destacó que “se trata de un libro fresco, juvenil y atrevido, en el que se habla del amor, del juego, de la esperanza o de la diversión, con un lenguaje muy rico y con variedad de recursos literarios”. La autora, que no pudo reprimir un grito de alegría cuando escuchó el título de su obra y su nombre, trabaja como monitora en la casa de acogida de Anfas en Sangüesa. “No había ganado nunca un certamen literario de estas características, por lo que me veo muy contenta”, manifestó. “Tenía necesidad de sacar estos poemas con los que vengo trabajando desde hace tiempo, expresar toda una serie de intimidades y confidencias que al principio pueden resultar tristes, pero que en la tercera y última parte del poemario transmiten esperanza y una cierta liberación”, añadió.

Junto a Tomás Yerro formaron parte del jurado la presidenta de la Fundación, Mª José Berruezo y escritores y aficionados a la literatura como Marina Aoiz, Iosu Kabarbaien y Manolo Morán, además de la ganadora de la pasada edición, Ana María Sánchez. El poemario ganador se editará en un libro que se presentará el próximo año en estas mismas fechas.

También se presentó la obra premiada el año pasado, Maradul, de Ana María Sánchez Sánchez. De 52 años de edad es licenciada en Filología Clásica por la Universidad de Salamanca y ejerce de profesora de Lengua y Literatura en el IES Torres Villarroel en Salamanca. De Maradul destacó que es “un libro de claroscuros, por el que se pasean elegías y deslumbramientos. Se construye en torno a la figura de mi madre y pretende ser un tributo y homenaje a las mujeres que han vivido en el mundo rural”.

En el mismo acto cultural, que se desarrolló en el salón de actos de la Casa de Cultura, Inaxio Goldaracena presentó el número 30 de la revista anual de artes y letras Luces y sombras que edita la Fundación María del Villar Berruezo. Más de medio centenar de colaboradores suscriben relatos y poesías.


FUENTE: Diario de Noticias,11/12/14

RELACIONADO: Cisne azul o cisne negro

Deja un comentario